Chile Justo | Boletín julio

Legisladora, feminista y arquera

Diputada Orsini abre la cancha

La diputada Maite Orsini (RD) es abogada, feminista y arquera de fútbol, por lo que ha seguido de cerca los últimos fenómenos que se han tomado las conversaciones en los hogares: el feminismo y el mundial de fútbol. Ambos acontecimientos ligados por el prejuicio, enfatiza la legisladora. Un ejemplo: se dice que Chile no fue al Mundial de Rusia, pero sin mencionar la selección femenina se lucirá en el mundial de Francia 2019.

¿El fútbol es sólo para hombres?

Se quedaron en el pasado. Creo que o son muy machistas o desconocen lo que pasa en distintos barrios de Chile, donde las ligas femeninas tienen mucha afluencia de gente. Las mujeres juegan fútbol porque irrumpieron en un mundo tradicionalmente masculino, como estamos irrumpiendo en política y en las ciencias. En general, creo que ni el fútbol ni nada es asunto sólo de hombres, como tampoco creo que existan cosas sólo de mujeres. Por eso creo en la equidad de género.

¿Qué es lo que más te gusta de la selección femenina?

Las encuentro impresionantes y me gusta que expresen públicamente sus opiniones. Me gusta seguir sus entrevistas, sus redes sociales y que se den cuenta que no sólo están ganando partidos de fútbol, sino que están ganando terreno al machismo.

¿Alguna futbolista futbolista que admires?

A Fernanda Pinilla. Es una jugadora increíble, que tiene una opinión política con la que tiendo a coincidir. Aprendo mucho de sus entrevistas y es notable que también esté relacionada a las ciencias. Ella quiebra todos los prejuicios juntos.

¿Qué le falta a Chile para ser un país feminista?

Uf, un montón. Si llegar al feminismo fuera llegar al mundial, ni siquiera peleamos el repechaje, estamos en la fase de clasificatoria. Pero hoy día los machistas no la tienen tan fácil y las feministas estamos logrando vencer prejuicios. Chile está cambiando, me tocó participar en la Comisión de Constitución, presentando indicaciones para tener una reforma constitucional que acerque a Chile a una Constitución feminista. Hay que ver temas laborales, cómo se reparte el poder político o, sin ir más lejos, cómo funciona el sistema previsional, en donde las AFP son tremendamente crueles con la población en general, pero aún más crueles con las mujeres de la tercera edad.

Luis Mesina, vocero de la Coordinadora No+AFP

“La gente debe tener la posibilidad de legislar sobre sus derechos”

La coordinadora está ad portas de iniciar la campaña “Iniciativa Popular de Ley” a partir de cabildos ciudadanos en todo el país, a objeto de levantar un proyecto de ley que fije un nuevo sistema previsional solidario. Una iniciativa que cuenta con el patrocinio de la diputada Maite Orsini, integrante de la Comisión de Trabajo y Previsión Social de la Cámara.

“Esta campaña busca convertir nuestra propuesta de un nuevo sistema de reparto, en un proyecto de ley que tenga la validación del debate de la gente en cabildos a lo largo del país. La gente debe tener la posibilidad de legislar sobre sus derechos”, explica de entrada Luis Mesina, vocero de la Coordinadora No+AFP

¿Cómo se va a implementar esta campaña?

La gente puede ingresar a nuestra página (www.iniciativapopulardeley.cl) y descargar la metodología que es muy pedagógica, que va a conducir el cabildo y que tiene un límite de personas -mínimo 8, máximo 15-. ¿Cuál es el objetivo? Que todos participen. El facilitador tiene una guía inductiva que le formula las preguntas y fija los tiempos también. Esto va quedar registrado en acta, la que se va a subir a una plataforma con las fotos del evento para acreditar la participación de las personas.

¿Cuáles son los plazos de la campaña?

A fin de mes y principios del próximo, los cabildos empezarán a operar de forma masiva en distintas partes del país. La idea es que termine, máximo, a fines del próximo semestre. El objetivo es que esta propuesta salga al paso de Piñera; sabemos que no va a mejorar las pensiones, sino que va a defender a muerte a las AFP.

¿Cómo afecta las AFP a las mujeres?

Este sistema es atentatorio contra la mujer, toda vez que reconoce la discriminación que existe contra la mujer en el mundo del trabajo. Para los efectos de calcular su pensión, les afecta sus menores salarios, las mayores expectativas de vida, o sea, está liquidada por todos lados. En un sistema de seguridad social, a las mujeres les reconocemos su aporte al mundo del trabajo y a la sociedad. A las madres, por ejemplo, la sociedad les debe reconocer su aporte. Y en un país donde el patriarcado ha dominado sin contrapeso durante tantos años y siglos, y hoy la mujer se levanta a reivindicar derechos, es importante que la mujer juegue un rol activo en esto.

¿Y cómo se llega a un proyecto que traiga pensiones dignas para Chile?

Hay un equipo técnico que sistematizará las respuestas a una serie de preguntas que se formularán en los encuentros, mucha de los cuáles tiene que ver con la forma en que se administrará el sistema. Y todo esto se sintetizará en un proyecto de ley, con el que más de 40 diputados se comprometieron a patrocinar.

 

Feminismo: mitos y leyendas sobre una causa justa

¿El feminismo es el machismo al revés?

No es así. El feminismo busca la igualdad entre hombres y mujeres y el machismo es la dominación del hombre sobre la mujer. Suena parecido, pero los objetivos son muy distintos.

¿Las feministas están en contra de ser mamá?

No. Las mujeres que quieran ser mamás están en su pleno derecho. Sólo que aquellas mujeres que no quieran quieren madres, también han tomado una opción que es válida.

¿Están contra el piropo?

Si un comentario no es agresivo, hay confianza con la persona y consentimiento, todo bien. Ahora, si el “piropo” viene de un desconocido y es agresivo, está todo mal.

¿Qué es eso del “NO es NO”?

Todas las mujeres, como cualquier ser humano, tenemos derecho a divertirnos y a estar con quienes queramos, pero cuando decimos no, eso debe ser respetado siempre, sin excepción.

Las feministas no se arreglan

Para sentirse cómoda, cada mujer puede hacer lo que le guste. Lo importante es sentirse bien con una. A algunas les gusta maquillarse, a otras no. Somos libres.

¿Se puede ser dueña de casa y feminista a la vez?

Por supuesto. De hecho, una demanda fundamental es que el trabajo que hacen sea reconocido como tal y que las labores domésticas puedan ser tanto responsabilidad de hombres como de mujeres.  

 

Descarga el boletín en pdf